¿A qué se dedica la empresa de estaciones de carga Ionity?

¿A qué se dedica la empresa de estaciones de carga Ionity?

 ¿Qué hace Ionity?

El objetivo de Ionity era tener 400 parques de recarga en funcionamiento a finales del año pasado. Ionity es una empresa eléctrica emergente en Alemania. Sin embargo, la empresa conjunta fundada por BMW, Ford, Daimler y Volkswagen para crear estaciones de recarga rápida reconoció rápidamente algunos obstáculos. Hasta la fecha, sólo hay 336 estaciones de recarga en funcionamiento. Todavía no está claro qué pasará después de la primera fase de construcción. En vista del aumento de las ventas de coches eléctricos, Ionity está estudiando la posibilidad de seguir ampliando considerablemente su red de recarga. Los fabricantes que están detrás de la empresa conjunta, fundada en 2017, también considerarían ya una mayor financiación para la compañía. El objetivo es evitar las largas colas en las estaciones de recarga aumentando el número de estaciones de recarga eléctrica disponibles. Esto tiene el trasfondo de no disuadir aún más a los potenciales compradores de vehículos eléctricos. Los accionistas de Ionity también informaron de una estrategia de crecimiento que incluye una infraestructura de carga de alto rendimiento en toda Europa. «Se están discutiendo otras oportunidades de inversión», continúa en una entrevista con el director general de Ionity, Michael Hajesch.

Hyundai como socio

El grupo Hyundai Motor, que incluye las marcas Hyundai y Kia, es socio de Ionity desde 2020. Hasta ahora, cada socio habría aportado unos 200 millones de euros a la empresa. La financiación adicional está destinada principalmente a permitir la instalación de nuevas estaciones de recarga rápida en las ciudades y en las carreteras principales menos frecuentadas. Hasta ahora, Ionity se ha centrado principalmente en las autopistas congestionadas y sólo ha instalado sus propias estaciones de recarga en algunas ciudades.

Requisitos legales

Las ventas de coches eléctricos están aumentando en la mayoría de los países europeos, pero es imprescindible una mayor infraestructura de recarga para penetrar en el mercado general. El retraso en el desarrollo de la infraestructura de recarga en la UE está poniendo en peligro la rentabilidad de los coches eléctricos, afirma el jefe de BMW, Oliver Zipse, que también dirige la asociación de fabricantes europeos ACEA. Cree que los políticos deberían actuar rápidamente y fijar a sus Estados miembros objetivos vinculantes para la expansión de la infraestructura de recarga.

Ionity como proveedor premium

Con el proyecto y la empresa Ionity, respectivamente, los fabricantes participantes persiguen un enfoque premium; el kilovatio hora (kWh) ya cuesta 79 céntimos desde 2020. Otros proveedores de la UE son mucho más baratos, pero Ionity quiere mantener su precio actual, supuestamente por razones financieras, pero probablemente también para atraer a los clientes con ofertas especiales en el futuro. Además, en el mercado están pasando muchas cosas. Desde hace meses se rumorea que Audi y Porsche están planeando su propia red de recarga con servicios adicionales de primera calidad para sus clientes, lo que podría ser un competidor para Ionity en un futuro próximo. No todos los participantes de Ionity creen que sea una buena idea. Muchos creen que las redes de recarga más cerradas, como las que utiliza el pionero de los coches eléctricos Tesla, son innecesarias y encarecen el mercado sin necesidad. Polestar, la submarca de coches eléctricos de Volvo, se ha manifestado recientemente de forma clara en contra de las estaciones de recarga propias o privadas.

Retrato de la empresa Ionity

La empresa conjunta Ionity explota una red internacional de recarga de vehículos eléctricos en las autopistas europeas. En 2017, un grupo de fabricantes de automóviles de Alemania fundó Ionity con el objetivo de integrar la movilidad eléctrica para vehículos de larga distancia en sus futuras líneas de productos. La primera fase de ampliación de 400 plazas para la red de recarga de alta potencia, en la que se pueden cargar numerosos vehículos en estaciones de carga con una potencia de carga de hasta 350 kW, debería estar terminada a finales de 2020. En la actualidad, la expansión está en torno al 80%.

Historia

En 2016, los principales fabricantes alemanes, junto con la empresa Ford, anunciaron que construirían una red europea de recarga de vehículos eléctricos. La distancia media entre las estaciones de recarga en las rutas definidas nunca debe superar los 120 kilómetros. La Comisión Europea aprobó la creación de una empresa conjunta en abril de 2017. El Grupo BMW, Daimler AG, Ford Motor Company y el Grupo Volkswagen participaron en la fundación. Más tarde, todo el Grupo Hyundai Motor se unió a la empresa. Shell y Renault también presentaron ofertas por un total de 500 millones de euros en el marco de su búsqueda de nuevos socios.

¿De dónde viene el nombre Ionity?

El nombre de la empresa se reveló en noviembre de 2017. El nombre se compone de los términos Unidad y Ion. El objetivo declarado es construir y explotar una red de estaciones de carga rápida de alta capacidad para vehículos eléctricos a lo largo de los principales corredores de transporte europeos. La sede de Ionity se encuentra en Múnich. Además, se ha creado una filial con oficinas en Oslo. Ionity cree firmemente en la implantación de la electromovilidad. Y más directamente en la electromovilidad sin restricciones. Ionity quiere que todo el mundo pueda viajar con un vehículo eléctrico. Con la misma naturalidad con la que es posible hoy en día con un coche de gasolina. La autonomía o las estaciones de carga ya no deberían ser un problema. Según Ionity, la libertad de circulación también debe estar garantizada para los vehículos eléctricos en toda la UE.

Source: Ionity

Photo by CHUTTERSNAP on Unsplash


Los comentarios están cerrados.